TIENDA DE MODA BROOKLYN


TIENDA DE MODA BROOKLYN

DISEÑO INTERIOR

SITUACIÓN: BAIONA [PONTEVEDRA]
FECHA FINALIZACIÓN: 2015
PEM: 10.000 €
SUPERFICIE: 77 m²

EL LUGAR

Casco histórico de Baiona. Un local en planta baja de 77m2 con dos accesos por dos calles diferentes, con todos los servicios a pie de calle. Podríamos describirlo geométricamente como dos cuadrados que se intersecan por uno de sus vértices. Muro exterior de piedra. El interior, en muy mal estado, con tabiquería y restos del anterior local comercial. Dos accesos con amplios ventanales. Un acceso desde una pequeña plaza y el otro desde una calle muy estrecha con poca iluminación.

EL ENCARGO

Después de Brooklyn Porriño el propietario se anima a abrir una nueva tienda de ropa en Baiona. Lo tiene muy claro, un presupuesto muy ajustado para darle a la tienda un aire muy diferente a lo que existe actualmente en la localidad. Además este condicionante económico afecta también al funcionamiento de la nueva tienda, no va a tener dos empleados, habrá solo uno, por lo que los dos accesos de la tienda tienen que poder controlarse desde el punto de cobro. El plazo de desarrollo y de ejecución es muy corto, llega el verano y la tienda tiene que abrir, tenemos dos meses. Uno de los productos más importantes de su tienda son las zapatillas. Éste necesita separarse del resto de la ropa, un espacio propio.

PROGRAMA: zona de cobro, almacén, aseo, probadores y el mayor espacio posible de exposición.

EL PROYECTO

El control visual de los dos accesos conduce el funcionamiento de la tienda de forma clara. Se plantea una zona de cobro ligada a la parte más privada de acceso restringido [almacenes + aseo]. Dos zonas de exposición en ambos ventanales. Dos probadores con un vestíbulo previo para facilitar su uso.

Planteamos meter todo el programa detrás de una nueva fachada interior, una fachada que recorre los muros medianeros plegándose en función de las necesidades de los espacios que va a contener. Para reducir costes, el aseo se queda dónde está, la nueva fachada interior que se encarga de integrarlo al proyecto.

El resto del local [80% del espacio total] es para exponer la ropa. Reservamos para las zapatillas una pared completa, la que recorre el acceso principal. La mejor para exponer el principal activo de la tienda.

Las zonas de exposición conforman las zonas de paso para los clientes, dos cajas delimitadas encierran los escaparates y delimitan los accesos.

LA CONSTRUCCIÓN

Los condicionantes de presupuesto y tiempo nos llevan a pensar en materiales de bajo coste económico, de sencilla y rápida ejecución. Trabajar con junta seca acelera el proceso de construcción y la madera sin tratamientos costosos es un material que se puede ajustar a nuestro presupuesto. Pensamos en madera, cables de acero y una pared de ladrillo visto para establecer una relación visual con Brooklyn [NY].

La nueva fachada interior se realiza con tablas de madera de pino mínimamente tratadas, la subestructura con listones de pino cepillados. Para la pared del calzado, ladrillo visto pintado de blanco para resaltar los llamativos colores de algunas elecciones del propietario. Los techos se pintan de negro para focalizar la atención en el resto de los paramentos.

Para exponer la ropa se diseña un sistema que se adapta a dos usos: ropa colgada/ropa doblada. Siempre utilizando los mismos materiales y las mismas soluciones de carácter industrial. Unos cubos de madera colgando de cables de acero para las selecciones de ropa doblada. Debajo de los mismos un tablón de madera maciza de gran sección acoge la zona de las prendas colgadas en unas varillas roscadas. Un cableado de acero a modo de cerramiento impide al acceso a la zona de exposición.